Blogia
L a P e d r @ d a

Venezuela: Medios alternativos, gobierno y poder popular

Venezuela: Medios alternativos, gobierno y poder popular
René Baralt
Aporrea


En la actual coyuntura mundial y en puertas de una sociedad de la información el elemento comunicacional y el tecnológico siempre se dejan fuera del análisis en la construcción del poder popular. Con más razón aun, cuando estamos en una coyuntura nacional en donde puede suceder uno de dos escenarios: El divorcio definitivo de los movimientos populares y el gobierno, que condenaría al fracaso a esta revolución o el escenario idóneo en donde terminan de articularse para la construcción de la nueva sociedad. Para este último trabajamos aunque los liderazgos de los partidos y hasta el mismo gobierno pretendan desconocerlos.

Venezuela es el único país del mundo en donde la comunicación alternativa está a favor del gobierno y complementariamente es el único gobierno que favorece a los medios alternativos. Al menos en concepto, aunque podemos hacer múltiples criticas, pero no será este el momento para hacerlas. A los ojos del mundo esta es una paradoja, pues tradicionalmente antipoder resulta absurdo a no ser por el carácter antiimperialista y revolucionaria de la gestión de gobierno del presidente Chávez.

En un proceso esencialmente mediático y en un mundo cuyo signo principal es el manejo de la información, se hace imposible no abordar el tema comunicacional. Se puede desarrollar el mejor trabajo pero si no se difunde simplemente no existe. Esa es una de las realidades que solemos pasar por alto. De ahí se propone que las luchas sociales y la comunicación alternativa deben ir de la mano. No como un movimiento social más, sino como el centro de la organización en donde cada organización debe poseer un medio de comunicación y cada medio de comunicación es una organización social con roles políticos. Radio Perola en Caricuao por ejemplo, moviliza más personas que cualquier organización política. En el caso de muchos medios alternativos eso ya se cumple, pero no así con muchas organizaciones populares que se mantienen en medio del silencio.

La tecnología en este caso tiene también un papel protagónico. La computación en Internet evolucionó en lo comunicacional y lo comunicacional en herramienta de articulación popular. Aporrea.org y las redes bolivarianas son un ejemplo de eso. No obstante para muchos "ideólogos" de la comunicación, los medios electrónicos no se consideran medios alternativos. Desconociendo además que a nivel internacional nuestras páginas son la ventana al mundo para comunicar las realidades del Proceso Revolucionario Bolivariano.

No es posible concebir entonces un poder popular si no se produce la democratización de la comunicación. Al imperio hay que combatirlo en el mismo terreno más no con las mismas armas. Una nube de mosquitos picando no se puede matar con una mandarria por fuerte que sea. Los medios alternativos son esos mosquitos y la mandarria los medios comerciales. Puedes fundar muchas Vives Tvs, muchas RNVs muchos diarios VEAs, pero sigue siendo más de lo mismo dentro de una estrategia comunicacional errada. Poder comunicacional no es vatiaje en antena o un inmenso tiraje de ejemplares. La efectividad no puede medirse en términos de cobertura nacional. Es por esto que la política comunicacional del gobierno sigue y seguirá fallando pues pretende emular las armas del enemigo. El gobierno no acaba de entender la importancia estratégica de la comunicación alternativa. Sobre esto podemos citar muchos ejemplos pero recordemos tan solo la actuación en los sucesos del 13 de Abril del 2002.

En líneas generales la realidad actual es que la única fortaleza de la oposición es la mediática y han fracasado simplemente porque la población rescatando su derecho secuestrado a estar debidamente informado, ha echado mano a "su" propia información por muchas vías. La comunicación comunitaria y alternativa es una de ellas. La oralidad o radio bemba entre otras, sigue siendo la vía de formación ideológica de nuestra gente, rechazando los dictámenes difundidos a través de los medios comerciales. Los códigos comunicacionales son radicalmente distintos a los que usa nuestra gente, por eso el mensaje sencillamente no cala en la población. Estando los medios comerciales en contra, no han podido impedir que Chávez ganase las elecciones, luego tampoco lograron impedir el rescate del hilo constitucional, tampoco durante el paro petrolero y aun hoy seguirán fracasando. En cambio los medios alternativos, que han nacido desde las mismas entrañas del pueblo, de sus luchas y amalgamados en cada comunidad, no solo son sus voceros sino que se manejan con ese mismo código comunicacional popular, su mismo idioma. Son la primera línea de fuego en la guerra mediática y por ende los primeros en ser atacados. No es la primera vez en la historia en donde no se reconoce el valor de esta infantería. Los Maquis en Francia, los guerrilleros que combatieron la ocupación alemana, ni siquiera se les nombró cuando el General De Gaulle ascendió al poder.

Fortalecer la democratización de la comunicación a través de la comunicación alternativa y le daremos al pueblo uno de los mayores poderes. El poder popular se construye entonces no sólo con el conocimiento y la participación protagónica, sino con la democratización de la comunicación.

rbaralt2002@canv.net
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

adriana -

que es poder popular
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres